domingo, 1 de enero de 2012

El año pasado

Parece mentira, ayer escribía la felicitación de año nuevo y hoy estoy escribiendo sobre el año pasado. Qué relativo es el tiempo y cómo nos engañan las palabras...

Pero no traigo para eso mis palabras hoy, no quiero hablar sobre relatividades, sino sobre cambios: sobre cómo ha cambiado mi vida en este último año.

Más allá de cambios personales obvios (una operación e irme a vivir, al fin, con mi novio son los más destacados) me interesa reflexionar hoy sobre los cambios internos, especialmente, cómo no aquí, respecto a mi visión del mundo educativo.

Entré en twitter hace una larga temporada. Al principio fue curiosidad e intención de seguir las noticias con mayor inmediatez (lo conseguí). Después fui descubriendo gente interesante relacionada con la educación y los fui siguiendo (y siguió creciendo mi curiosidad). Finalmente me hice un "grupillo" de gente con quien me siento tremendamente segura y contenta: los de la #acampadatwitter.

A pesar de que en muchas ocasiones todavía me siento perdida, un poco "fuera de lugar", con poco que decir y que aportar entre tanta gente que parece saberse el mundo de arriba abajo, yo sigo mirando, atenta, con los ojos bien abiertos, tratando de aprender.

Y, estos días en los que parezco tener algo más de tiempo, me dedico a la reflexión, a mirar atrás y veo que sí he aprendido (y muchas cosas). No soy muy amiga de hacer listas pero creo que quedará más claro:

  • La generosidad: la gente es generosa con su tiempo y también con su dinero, aunque no te conozcan. Primi the Bee, sus viajes, sus cartas y sus regalos son una muestra.
  • La iniciativa: en twitter nacen proyectos cada poco tiempo, fruto de la gente que tiene creatividad.
  • La imaginación: todo sale adelante si lo intentamos de formas diferentes (de nuevo la creatividad)
  • El amor por lo que se hace que lleva a la entrega generosa a los demás
  • La curiosidad: estar atento, abrir los ojos, preguntarse por qué y preguntar lo que no se sabe
  • La reflexión: he visto cómo reflexionar en grupo sirve para contrastar ideas, para no pensar que tienes la razón absoluta (gracias al 15M también)
  • El trabajo en grupo: es más rentable, más enriquecedor, más bonito, más útil...
  • La ilusión: si algo sobra en twitter es esto: todo el mundo tiene ganas, cree en lo que hace

Todo esto me hace ver que mi práctica educativa, el cómo yo doy clase también ha cambiado: 
  • Confío más en mis ganas, en mi trabajo
  • Estoy más contenta, con más ilusión
  • Me siento parte de una historia muy grande
  • Estoy más atenta a lo que pasa a mi alrededor
  • He puesto nombre a (algunas) de mis inquietudes
  • Tengo ganas de seguir buscando
  • Quiero aprender más, estar más formada...
Y con todo esto no quiero decir que antes no tuviese ganas, ni que no trabajase, ni que no me formara. Es sólo que ahora, de la mano de eso que llamamos "redes sociales", me siento más parte de un universo compartido. 

Y vaya si lo compartimos... Y vaya si cambiaremos el mundo. ¡Sólo faltaba!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada