lunes, 4 de junio de 2012

¡¡A la calle!!

Para ser fiel a uno de mis principios más básicos en esto de la educación (todo educa), esta semana nos vamos a la calle. No es que nos echen del cole (que damos guerra como para que se lo planteen) es que nos vamos a aprender a otros sitios: mañana a la tienda de un niño, donde nos hablarán del comercio, de las materias primas, de los productos elaborados, de qué es comprar, qué tipos de tiendas existen... 
El miércoles vamos a visitar la oficina de turismo. Habiendo oficina de turismo en el pueblo... ¿voy yo a saber explicarlo mejor que alguien que se dedica a ello? (quien nos lo va a explicar es arqueóloga, va a ser un lujo, fijo)
Y no quiero tratar esos temas cerrados, vacíos de contenido para unos niños de siete años. No podemos olvidar que hay muchos otros recursos y que la vida está, sobre todo, fuera de nuestras aulas. Es verdad que soy afortunada por trabajar en un pueblo, por tener sólo diez peques en mi clase y por encontrar colaboración cuando la pido. Pero no podemos olvidar que no tenemos excusas en un mundo interconectado, que la vida puede entrar y salir de nuestras aulas por diferentes canales aunque tengamos 25.

Por eso, abramos puertas y ventanas, dejemos que entre el aire fresco y el olor de las flores. La vida, profes, está en la calle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada